Guillermo Cabrera Infante: ·Todo está escrito con espejos·

Autores | Memoria | 7 de noviembre de 2017

Las malditas ventanas no tienen cristales, sólo celosías. La luz de la bujía parece que se apaga sin haber aire alguno. Pero no se apaga. Debe de hacer un calor de todos los demonios en esta ciudad infernal y he aquí que estoy temblando debajo de estas sábanas de lino, vestido con mi ropa de salir todavía. No sé cuánto tiempo llevo aquí. Tengo fiebre, por eso es que tiemblo. Para seguir leyendo…